El secreto de Bruce

DSC_0086

El secreto de Bruce

 

Era día de ir a la playa con los perros, y como solemos hacer, invitamos a uno del refugio al azar. De preferencia los de más edad o aquellos que no parecen contentos. Ese día elegimos a Bruce.

 

Fue extraño, él, a diferencia de otros, no parecía emocionado con la idea de rascar sin parar en la arena, simplemente se limitó a sentarse y observar. Y cuando le ofrecí un trozo de pan, su tímida mandíbula lo dejó caer y perderse en la arena. Después de unas horas, comenzó a escarbar con un entusiasmo casi nostálgico. Puede ser que al final disfrutó de su día en la playa.

 

En otra ocasión, en el refugio había una pareja de adoptantes tratando de elegir entre dos perros, el primero saltaba alegremente sobre dos patas para acercarse los extraños, el segundo ni siquiera los miraba, ese era Bruce.

 

Hoy me enteré que la pareja de adoptantes decidió darle hogar al perro que saltó para saludarlos. Bruce sigue esperando a la persona ideal, por eso quiero contarles su secreto.

 

Aunque hables bonito y le acaricies, pareciera que está en otro lugar. Lo que pasa es que Bruce es paciente. La vida le ha enseñado a desconfiar, a que el amor a primera vista no lo hay. Que la confianza hay que ganarla, y si la gente no lo entiende, él esperará.

 

Bruce es como una chica difícil, puede costar trabajo llamar su atención o ganarte su cariño, pero al final son las mejores. La persona que desee adoptarlo quizá tarde horas, tal vez días, pero tengan por seguro que cuando Bruce les mire a los ojos, será como abrir una puerta de su vida que siempre estuvo cerrada.

DSC_0062 DSC_0092

DSC_0096

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *